Arte funerario popular de Ecuador Ensayo fotográfico de Birte Pedersen perteneciente a la Revista Sans Soleil

Presentación

 

Con motivo de la convocatoria del especial “Relaciones entre imagen y muerte” la fotógrafa Birte Pedersen nos presentará una nueva entrega cada mes sobre su trabajo en relación al arte funerario popular de Ecuador.

El foto-ensayo ENTRADA AL CIELO está compuesto por doce entregas temáticas, seleccionadas de una colección de actualmente tres mil fotos, recopiladas en cien cementerios de todo Ecuador, en el transcurso de los últimos quince años.

*************

 

¿POR QUÉ EL ARTE FUNERARIO POPULAR?

Provengo del norte de Europa, del mundo luterano, donde las flores suelen ser el único elemento de color vivo en los cementerios de sobria belleza. A mi llegada a Ecuador hace más de 30 años, me sorprendió la gran actividad casi festiva durante el Día de Difuntos. No era el día gris y deprimente de invierno de mi infancia, sino un día multicolor de homenaje a la vida, celebrado por familias enteras bajo el sol equinoccial. Comencé a recorrer los cementerios también en otras épocas del año, sin presencia de las multitudes, descubrí el mundo del arte funerario popular y comencé a fotografiar.

Me impresionaron y conmovieron las obras de artistas anónimos, creadores de un arte que no busca réditos más allá de la satisfacción de haber dejado para propios y ajenos un monumento efímero en memoria de un ser querido. Una obra única, producto de una negociación familiar, fruto de un consenso, una obra totalmente ajena al mercado, libre en su expresión material y limitada únicamente por las dimensiones del nicho a cubrir.

Son ya quince años que ando por el país documentando estas expresiones artísticas que ante el afán regulador de los administradores parecen estar condenadas a la desaparición. Considero que son un patrimonio cultural de Ecuador casi ignorado por reflejar el arte del pueblo, realizado con materiales autóctonos “no nobles” y por gente “sin nombre”. Para mí tienen más mérito y me conmueven más que los ángeles de mármol importados desde los talleres especializados de Italia. El libro “ENTRADA AL CIELO” (Nerea, 2008) es mi homenaje a todos estos artistas anónimos, a su creatividad y amor por sus difuntos y es una gran alegría que la revista SANS SOLEIL haya reconocido el valor de esta expresión artística funeraria, y abierto sus puertas de par en par para difundirla por el mundo.

Birte Pedersen

Julio de 2011

Los comentarios están cerrados.